Conozca la Red ANDI América LatinaContáctenos


Búsqueda





Enviar
Imprimir
Accesibilidad



Accese a nuestro contenido en tiempo real

Rss
Derechos, Infancia y Agenda Pública
 

Versión en español

Versión en portugués

Versión en inglés
Huellas

Argentina tiene un primer mapa de trabajo infantil rural

| 12/06/2007 | Año 4 - n 25

   Miles de niños, niñas y adolescentes trabajan ilegalmente en zonas rurales de toda la Argentina en cultivos tan diversos como algodón, frutas, caña de azúcar, yerba mate, hortalizas y soja, un problema que se agrava en las provincias del Norte y en la región de Cuyo, según un Mapa de Mano de Obra Infantil Rural en la Agricultura, presentado este martes por la Comisión Nacional de Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI), en Buenos Aires.

   La CONAETI, creada en 2000 e integrada por diversos ministerios nacionales, detalló también el plan nacional 2006-2010 de prevención y erradicación del trabajo infantil, al conmemorarse hoy el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, en un acto al que asistieron representantes del Ministerio de Trabajo, del sindicato de trabajadores rurales UATRE, de UNICEF, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del PNUD, entre otros.

   La secretaria de Trabajo, Norma Rial, urgió al Congreso a realizar la reforma de la legislación argentina que eleve de 14 a 16 años la edad mínima permitida para que chicos y chicas ingresen al mercado laboral, tal como ya se comprometió el Estado nacional ante foros internacionales. El Convenio 138 de la OIT, suscrito por Argentina en 1996, establece de hecho ese límite en 16 años o en la edad necesaria para completar la educación obligatoria, incluso la secundaria. En 2003, Argentina estableció como meta propia la erradicación de todo el trabajo infantil en 2015.

   “El crecimiento de la economía durante los últimos años ha sido una excelente oportunidad para la erradicación de trabajo infantil, en especial en zonas urbanas, por el blanqueo de trabajadores y el aumento del salario formal. Pero el trabajo infantil es resultado de la pobreza y, en particular, el trabajo rural tiene componentes distintos. El trabajo rural a destajo obliga casi a trabajar a toda una familia, de modo perverso. Pero no es sólo un problema con empresarios. Hay maestros y padres que niegan el trabajo infantil”, declaró Rial.

   La OIT estima que en el mundo hay 218 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años que trabajan, 20 millones de ellos en Latinoamérica y el 70 por ciento en el campo. La Encuesta de Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA) de 2004 en Argentina, con resultados sólo válidos por regiones, estimó que el trabajo más común entre los chicos es el realizado como ayuda a la actividad laboral de los padres o familiares.

   “Hay muchos prejuicios. Muchas familias creen naturalmente que sus chicos trabajando con ellos aprenden, pero esto ocurre en contextos de pobreza. Lo que está naturalizado es su pobreza. Hoy ya no alcanza con trabajar duro: el chico va a tener que saber y para eso está la escuela. En general, ya se entendió que tenemos trabajo infantil en el país. Se avanzó con sindicatos y empresarios. Ahora hay que empezar a erradicarlo, con medidas de salud y educación”, aceptó Rial.  

   El coordinador de programas de UNICEF en Argentina, el italiano Ennio Rufino, recurrió a las estadísticas locales para vincular el impacto del trabajo infantil con el conjunto de derechos de chicos y chicas, e hizo notar que el 10 por ciento de los que trabajan en el campo queda excluido de la escuela y que otro 30 por ciento repitió algún grado. “El trabajo infantil se puede erradicar, no es un sueño, pero hace falta cohesión social”, comentó el funcionario internacional.

   El relevamiento estrictamente cualitativo del trabajo infantil rural presentado hoy por la CONAETI confirma, en términos generales, los resultados de la encuesta de 2004. Las áreas urbanas donde más situaciones de trabajo infantil se detectan todavía son los tres cordones del Gran Buenos Aires y Mendoza; las menos complicadas las del Sur del país; y el trabajo rural se comprueba principalmente en Cuyo y en provincias del Noreste (NEA) y del Noroeste (NOA).

   El diagnóstico oficial considera también franjas etarias: de 5 a 9 años el principal problema es el trabajo doméstico; de 9 a 14 años, el trabajo rural; y los chicos y chicas con más de 14 soportan situaciones de insalubridad, de manejo de herramientas y de exigencias de carga que sobrepasan su capacidad física. San Luis se ha negado a proporcionar datos, mientras Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires preparan ahora los suyos para elevar a la CONAETI. Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego no reportaron situaciones de trabajo infantil en sus distritos.

   La novedad del Mapa de Mano de Obra Infantil Rural en la Agricultura de la República Agentina es el detalle cualitativo de las actividades detectadas por las comisiones provinciales, aunque todavía requiere ser “pulido”, explicaron los funcionarios del Ministerio de Trabajo y de la CONAETI.

   Los niños y niñas son usados como mano de obra en la explotación de mandioca, hortalizas, tung, cítricos, yerba mate, tabaco, té, florres, tomate, sandía, arroz, algodón, soja, girasol y trigo en el NEA; cítricos, caña de azúcar, tabaco, frutilla, hortalizas, frutas, cebolla, lechuga, algodón, zanahoria, palta, chaucha, arándano, porotos, algodón, oliva, maíz, vid y aromáticas, en el NOA; manzana, ciruela, frambuesa, grosella en el Sur; vid, olivo, maíz, uvas, espárragos, cebolla y ajo, en Cuyo; frutas, flores, vid, cebolla, ajo, tomate, papa, zanahoria, olivo, algodón, batata, caña de azúcar, frutilla, cítricos, arándanos, maíz, girasol, sorgo, soja, trigo, arroz y forestación, en el Centro.

   El delegado de UATRE, Jerónimo Venegas, destacó la creación por ese sindicato de 140 centros de alfabetización de trabajadores rurales y de la creación de una libreta, entregada ya a 500 mil personas, sin la cual se impide operar, un modo más efectivo de impedir la contratación legal de personas menores de 14 años. “El trabajo infantil existe por la pobreza. Y en el campo es producto de una cultura y de tantos años de trabajo no regulado por libreta. Vemos niños que nacen con malformaciones porque sus padres, a su vez, han cargado de chicos mochilas con pesticidas”, denunció Venegas durante la presentación del plan y del mapa.

   La responsable de la CONAETI, Pilar Rey Méndez, reconoció que el plan quinquenal que se dio el Ejecutivo en coordinación con la mayoría de las provincias, es un paso muy importante considerando que Argentina es un país federal, y detalló los principales objetivos del programa 2006-2010: difundir las acciones de prevención y erradicación; mantener estadísticas actualizadas; apoyar a las provincias; fortalecer las familias con niños que trabajan; intensificar inspecciones; incluir el tema en la escuela; alertar sobre las peores formas de trabajo infantil; y actualizar el marco jurídico (la doctrina del Patronato derogada a nivel nacional en 2006 persiste en muchas provincias).

FUENTES RECOMENDADAS 

Unicef
Prensa: Paula Chinellato- pchinellato@unicef.org 
Tel.: 011-5093 7100 (int 144)
Junín 1940 PB - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
www.unicef.org/argentina

Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil - CONAETI
Pilar Rey Méndez, Presidenta
Av. Leandro N. Alem 638, piso 5 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel.: 011-4310-5813/5814
tinfanti@trabajo.gov.ar
www.conaeti.gov.ar

Secretaría del Trabajo – Ministerio de Trabajo
Noemí Rial
Av. Leandro N. Alem 650 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel: 011- 4310-6291
nrial@trabajo.gov.ar

Organización Internacional del Trabajo- OIT
Prensa: Cristina Borrajo
Av. Córdoba 950 - piso 13 y 14 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel.: 011-4393-7076 / (15)-4948-6434
Fax: 011-4393-7062
borrajo@oit.org.ar
Enlace para OIT

Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores -UATRE
Reconquista 630 - C1003ABN –Ciudad Autónoma de Buenos Aires
uatre_ipec@hotmail.com
Tel.: 011-4312-2500 int 368 / 011-4315-5800
www.uatre.org.ar

 

Redacción: Cielo Salviolo y Gisela Grunin
Edición: Eduardo de Miguel

   Poco visible
  
   El Trabajo infantil es uno de los temas menos tratados por los 12 diarios nacionales y provinciales que el Capítulo Infancia de Periodismo Social monitorea cotidianamente desde el año 2004.  Durante el primer año de trabajo el equipo contabilizó 130 notas, en 2005, 117 y en 2006 apenas 108. En ninguno de los tres años, el tema superó el 1 por ciento de la cobertura sobre niñez y adolescencia.
   Las fuentes de información más citadas por los diarios en las notas que abordaron al Trabajo Infantil como tema principal en 2006 fueron las organizaciones de las sociedad civil, el Poder Ejecutivo nacional y provincial y la OIT. Entre las voces menos escuchadas quedaron los niños, niñas y adolescentes y sus familias.
   El 9,2 por ciento de las notas publicadas sobre el tema en 2006 citó algún tipo de legislación general o específica para niños, niñas y adolescentes y sólo un 3,7 por ciento de las notas mencionó la Convención sobre los Derechos del Niño o hizo alguna referencia a políticas públicas.
   Los medios tienen un rol clave en instalar el tema, sensibilizar a la sociedad, exponer causas y consecuencias, indagar sobre posibles soluciones, identificar responsables y denunciar la falta o incumplimiento de acciones del Estado. Sin embargo, el poco espacio que le dedican al tema limita estas posibilidades.

Filtrar Resultados
Por mes/año:
/
Por país:

Por tipo:

Por palabra clave: